“La Pérgola de las Flores”

en Roma

 

 

En el Teatro Arcobaleno de Roma, el 16 de noviembre de 2008 el Círculo chileno - italiano de Roma, presentó en escena uno de los hitos de la historia del teatro chileno, la comedia musical “La Pérgola de las Flores”, escrita por Isidora Aguirre, con música y textos de las canciones de Francisco Flores de Campo.

 

Todo inició un 14 de julio del 2006, tras la tenacidad de la socia Juanita Campos de llevar a nuestros compatriotas y amigos italianos la “Pérgola de las Flores”, y un grupo de socios y amigos del Circulo se reunieron para embarcarse en esta aventura.

 

En noviembre de 2007 el Círculo postuló a los fondos concursables de Dicoex – Dirección para la Comunidad de chilenos en el Exterior – y fue favorecido por la aceptación del proyecto, recibiendo un aporte económico para realizarlo. En enero de 2008 se reinició con un nuevo y más ágil grupo de trabajo, se reasignaron y/o confirmaron roles, se adaptó la obra a nuestras posibilidades y se realizó un buen número de ensayos, de grupos y generales.  

 

Finalmente......en la noche del estreno, el teatro se comenzaba lentamente a llenar, más de 200 espectadores estaban presentes. Detrás del escenario todos los actores, cantantes, directoras y técnicos se preparaban para el tan anhelado encuentro con el público. A las 19.00 horas se abre el telón y se escucha la primera canción de la pérgola: “Quiere flores señorita, quiere flores el señor…” (la misma que lo cerraría) con un escenario iluminado y lleno de colores, con los rostros de nuestros actores felices y al mismo tiempo tensos en enfrentar esta experiencia.

Así iniciaba la obra, que en el transcurso de la noche se llenaba de risas, aplausos y momentos de incertidumbre; como cuando en un momento dado se apago la luz, ¿seria la electricidad que producía la obra? ¿qué se produjo un corto circuito? No: ¡habían saltado los tapones!

 

Finalmente, nuestro “Proyecto Pérgola”, como solíamos nombrarlo, se ha realizado con el esfuerzo y la ayuda de tantas personas. Se cumplió un sueño, el de compartir con nuestros compatriotas y amigos italianos un trozo de nuestro folclore, de nuestra cultura y porque no decirlo, de acercar a nuestros corazones un trocito de Chile.


Escena Final